ASOCIACIÓN ANTIGUOS ALUMNOS REDENTORISTAS Y CORO SAN ALFONSO
          ASOCIACIÓN    ANTIGUOS   ALUMNOS   REDENTORISTAS  Y  CORO   SAN   ALFONSO   

QUIERO HACER HISTORIA

 

 

Los tiempos del coronavirus en Albania

 

Albania es un país que no ha sufrido tanto la pandemia que asola el mundo. Hay más de 800 infectados y 31 fallecidos. Las medidas de confinamiento fueron muy duras desde el principio, antes que en España. Ahora se dan pasos hacia la normalización de las actividades.

 

En cuanto a nuestra Misión en Kamëz, no hemos tenido ningún caso en la ciudad hasta el 11 de mayo, en una fábrica de zapatos. Desde el 12 de marzo no hay celebraciones en las iglesias, pero los católicos albaneses rezan el rosario en familia al caer el sol, y eso sostiene su fe. Además, todos los días de la semana un obispo reza el rosario en Radio María por la noche. Como en España, ha habido muchas celebraciones retransmitidas por internet. Nosotros hemos celebrado en las dos parroquias principales y un monasterio de clausura, con las monjas que tenemos en cada iglesia. Desde el 4 de mayo ya se puede celebrar con fieles, aunque con medidas y poca gente. Pero esto ya es una alegría.

 

Albania sufrió una dictadura ateísta-comunista que no permitía el culto, y esta experiencia ha ayudado a la gente a vivir estos días, especialmente la Semana Santa. Para nuestros mayores, esta situación es más fácil de afrontar porque ya saben cómo conservar la fe cuando no es posible ir a la iglesia o encontrarse con un sacerdote. Firmes en su fe en Cristo, cada tarde las familias encienden velas, rezan unidos y bendicen el pan. Un detalle curioso: una familia con muchos niños decidió hacer un Via Crucis viviente el Viernes Santo en el jardín de su casa, para celebrar la Muerte de Jesús. La creatividad no falta entre los jóvenes. Todos sienten necesidad de Cristo, pero también son conscientes de que Él nunca nos abandona.

 

En Semana Santa hemos salido de casa para bendecir, rezar y llevar la Sagrada Comunión. Por suerte las familias albanesas tienen un gran jardín en la entrada de casa, y podíamos tener una pequeña oración evitando el riesgo de contagio. También hemos podido ayudar a los más pobres, que en estos días se multiplican, sobre todo porque hace unos meses sufrimos varios terremotos.       

        El Jueves Santo el dueño de una gran empresa donó 50 sacos de harina y 50 paquetes de comida no perecedera: un gesto significativo precisamente el día que se conmemora la institución de la Eucaristía.

 

Lo que está claro es que en Albania saben mucho de recuperarse de catástrofes, y por eso no nos falta la fe en Dios y la esperanza en el futuro.

 

 

 

Laureano Del Otero

CSsR. Redentorita en Albania

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Asociación A.Alumnos Redentoristas de Granada LMCastilla

E-mail