ASOCIACIÓN ANTIGUOS ALUMNOS REDENTORISTAS Y CORO SAN ALFONSO
          ASOCIACIÓN    ANTIGUOS   ALUMNOS   REDENTORISTAS  Y  CORO   SAN   ALFONSO   

Aquí encontraras:

           Entrevista con el P. Joaquim Parron, C.Ss.R

           La Comisión Preparatoria Central se reúne or última vez antes del Capítulo General

          IR a Comunicados a este respecto publicados por el Centro de Comunicación Redentorista de Madrid

                                       REPRESENTACIÓN EN EL CAPÍTULO GENERAL

                                                                          ENTREVISTA 

 

Joaquim Parron, C.Ss.R., Misionero Redentorista de la Provincia de Campo Grande y miembro de la Comisión Central del XXVI Capítulo General, aclara aspectos relevantes de este gran acontecimiento de la Congregación del Santísimo Redentor y subraya la importancia de la conversión personal y comunitaria, para el relanzamiento de la Misión en los cinco continentes donde están presentes los Redentoristas.

¿Cómo recibió el nombramiento por parte del Gobierno General Redentorista para formar parte de la Comisión Preparatoria Central del XXVI Capítulo General?

Antes que nada, ¡gracias por la invitación a dialogar con los lectores de Akikolá! Soy un lector de esta revista y realmente aprecio sus artículos. Ha sido una alegría recibir el nombramiento del Gobierno General para componer la Comisión Preparatoria Central del XXVI Capítulo General. Ya he asistido a otros Capítulos Generales y también fui moderador del Capítulo más reciente. Efectivamente, este nombramiento es de servicio y hemos tenido mucho trabajo en este proceso inicial.

 

¿Cuáles son las responsabilidades de esta Comisión?

La Comisión Central es responsable de preparar el proceso y también las contribuciones para el Capítulo General. Es un trabajo muy exigente porque tratamos de involucrar la participación de los Consejos de todas las Unidades Provinciales, así como, en una etapa posterior, tratamos de integrar las sugerencias de todos los cohermanos dispersos en los 81 países donde está presente nuestra Congregación. A partir de estas sugerencias hemos elaborado el Documento de Trabajo, que es la ayuda central para la reflexión del Capítulo. Esta comisión también tiene la misión de acompañar todo el proceso capitular.

 

En términos generales, ¿cuál es la función del Capítulo General Redentorista?

Puedo responder citando los números 107 y 108 de las Constituciones Redentoristas: “Corresponde al Capítulo General cuidar de la vida apostólica de todo el Instituto, fortalecer los lazos que unen a sus partes individuales… Para llevar a cabo bien una tarea seria, el Capítulo General someterá a toda la Congregación a un cuidadoso examen, para ver si permanece fiel a su misión, según el espíritu del Fundador y sus sanas tradiciones. También examinará si la Congregación está atenta a la voz de Dios que siempre la interpela a través de la Iglesia y del mundo”. Por tanto, el Capítulo General examinará nuestra vida apostólica y trazará líneas para fortalecer nuestra misión en este mundo herido.

 

¿Cómo es la preparación de la fase canónica del XXVI Capítulo General, que se celebrará en Roma?

Ya hemos tenido la primera fase del Capítulo en la Conferencia de África y también en Europa. Recientemente tuvo lugar en América Latina y el Caribe, en Aparecida (SP), del 24 de abril al 3 de mayo. Después de pasar por la primera fase de las cinco Conferencias (así está organizada actualmente la Congregación), estamos preparando las contribuciones para la fase canónica, que será en Roma. Así que la preparación para la fase canónica ya está en marcha y recogeremos propuestas concretas para ser enviadas a esta segunda fase del Capítulo General.

 

¿Por qué el Capítulo General se divide en fases y qué ocurre en cada una de ellas?

Este será el segundo Capítulo General en tres fases. La primera fase se desarrolla en las mismas Conferencias (América Latina-Caribe, América del Norte, Europa, África-Madagascar y AsiaOceanía). La segunda fase, también llamada fase canónica, a realizarse en Roma, Italia, recibe las propuestas de las Conferencias y las discierne. Las propuestas aprobadas serán enviadas a la tercera fase, que es la fase de implementación, que siempre tiene lugar en las Conferencias. Tenemos el Capítulo General en tres fases para acoger mejor las sugerencias de los cohermanos, teniendo más participación y comunión. El discernimiento se hace más fácil cuando hay una mayor participación, incluida la de los laicos.

 

¿Cuáles son los temas principales que se tratarán durante el XXVI Capítulo General?

El tema central es revitalizar la misión, es decir, buscar el ardor y el espíritu de nuestro fundador, San Alfonso, y también la sana tradición redentorista. En este contexto, veremos cómo testimoniar al Santísimo Redentor en este mundo herido. Un tema que será muy fuerte es la dimensión de la conversión. Como dicen nuestras Constituciones (n. 11), “los redentoristas son “apóstoles de la conversión”, ya que el objetivo principal de su predicación es llevar a los hombres a una opción  Finalizada la primera fase del 26º Capítulo General de la Conferencia Norteamericana Primera fase del Capítulo General en Bali en Indonesia  Concluida la primera fase del Capítulo General de la Conferencia Asia-Oceanía en Bali  junio 8, 2022 radical de su vida – una decisión por Cristo – y atraerlos firme y suavemente a una conversión continua y total”. A través de la conversión personal y comunitaria, podemos revitalizar la misión redentorista en los cinco continentes, destacando nuestra vocación de anunciar la Palabra salvadora a los pobres y abandonados.

 

¿Cómo ves el proceso de reestructuración de la Congregación en el contexto de la evangelización misionera ante los múltiples desafíos que la Iglesia debe afrontar en este mundo herido?

La reestructuración en la Congregación es una llamada a la conversión personal y comunitaria. Las estructuras deben servir a la misión, y si algunas estructuras ya no responden a los desafíos de la evangelización en el mundo, debemos repensarlas. Por lo tanto, la reestructuración surge como respuesta a la misión. Nuestra identidad como redentoristas no cambia, pero debemos pensar en nuevas formas de acción misionera. Podemos recordar el lema de San Clemente: “Anunciar el Evangelio de una manera siempre nueva”. Aquí es donde nace la creatividad en la misión y la fidelidad a nuestro carisma.

 

El periodista,

Brenda Melo cortesía de “Akikolá”, mayo de 2022

La Comisión Preparatoria Central se reúne por última vez antes del Capítulo General

(Roma) La segunda fase, o fase canónica, del 26º Capítulo General de la Congregación del Santísimo Redentor comenzará en Roma dentro de dos meses. Durante la sesión de cuatro semanas, los delegados de todas las Unidades de la Congregación establecerán una dirección para la Congregación para los próximos seis años y elegirán un nuevo Gobierno General para supervisar la implementación de esa dirección.

Los preparativos para este importante evento comenzaron hace más de dos años, coordinados por la Comisión Preparatoria Central, que actualmente se reúne en Roma del 28 de junio al 12 de julio.

El trabajo de la Comisión es facilitado por el P. Brendan Kelly, C.Ss.R., Secretario General de la Congregación. Antes de que la Comisión concluyera formalmente su trabajo, le pedimos que comentara algunas preguntas.

Padre Brendan, ¿qué hace la Comisión en su última reunión antes del Capítulo General?

¡Es interesante que nos preguntes qué estamos haciendo en nuestro último encuentro antes de celebrar la segunda Fase del Capítulo! De hecho, debido a la pandemia, ¡esta es la primera reunión que tenemos como Comisión en la que hemos estado juntos en la misma sala! Obviamente teníamos reuniones periódicas pero, lamentablemente, eran reuniones virtuales. Si bien han sido valiosas, hay un gran beneficio en sentarse juntos y discutir los problemas. Y esto es lo que estamos haciendo en estos días, con el Superior General y su Consejo y los Coordinadores de las Conferencias.

A pesar de los desafíos presentados por Covid, logramos completar las cinco reuniones de la primera fase. Cada Conferencia presentó un informe a la Comisión Preparatoria en relación con la situación actual de cada Conferencia y los temas que a su juicio deberían ser tratados en la segunda fase del Capítulo. Estas relaciones las hemos estudiado muy detenidamente estos días (y cada uno de nosotros antes de nuestro encuentro en Roma) y, con la ayuda del Espíritu, nos esforzamos por “leer los signos de los tiempos” a través de la lente de estas relaciones y tratamos de definir una Agenda para la Fase II. No fue fácil: vivimos en un mundo que está saliendo de una pandemia, un mundo donde hay una creciente polarización y un mundo donde la Iglesia y la Congregación luchan por encontrar un papel y una contribución mientras buscamos formas de continuar la misión del Redentor.

No hace falta decir que también hemos abordado algunos de los problemas prácticos que deben resolverse al organizar un evento de este tipo. En septiembre se reunirán en Roma 90 capitulares, 5 laicos colaboradores y unos 15 laicos hermanos y colaboradores para ayudar al buen desarrollo del Capítulo.

Al final de nuestras reuniones de estos días, creo que hemos logrado lo que nos propusimos: tenemos una agenda y un programa. ¡Estos necesitan un poco de refinamiento, pero creo que lo estamos consiguiendo!

¿Cuál fue el proceso de preparación al Capítulo General a nivel de Congregación?

¡Organizar este capítulo fue un desafío! ¡El Covid nos ha vuelto locos! Pero a pesar de estos desafíos, creo que hemos logrado mucho. A riesgo de sonar presuntuoso, no creo que ningún Capítulo General anterior haya emprendido tal proceso de preparación y consulta. Empezamos consultando al Consejo General y a los Coordinadores de las Conferencias. Siguió una Consulta en la que participaron los Consejos de todas las Unidades de la Congregación. También consultamos a misiólogos y teólogos en busca de sus puntos de vista sobre la situación actual de nuestro mundo herido.

Con base en las respuestas que hemos recibido, y con la ayuda de la Oficina de Comunicaciones de la Congregación, hemos producido una serie de cuatro presentaciones en video, que abordan el tema del actual sexenio “Testigos del Redentor, Solidarios para la Misión, en un mundo herido”. En la producción de estos videos, recibimos una gran ayuda de los cohermanos y colaboradores laicos de las diversas Conferencias de la Congregación.

Con la ayuda de estos videos, pudimos interactuar con cohermanos y laicos de toda la Congregación. Los videos fueron presentados y discutidos en la gran mayoría de las comunidades de nuestra Congregación y sus reacciones y comentarios fueron presentados a la Comisión Preparatoria.

Todas las respuestas que recibimos permitieron a la Comisión Preparatoria preparar un Documento de Trabajo para la Fase I del Capítulo. El tema central del Documento de Trabajo reflejó el deseo que quedó claro en las respuestas que recibimos: la necesidad de “reimaginar” nuestro carisma mientras navegamos en un mundo nuevo y complejo. El Documento de trabajo proporcionó un punto de partida para las reuniones del Capítulo de la Fase I y, me parece, fue un documento y una idea que resonó entre muchos miembros del Capítulo de la Fase I.

¿Qué objetivos se ha fijado la Comisión en el proceso de preparación del Capítulo General? ¿Se han logrado?

Creo que mi respuesta a esta pregunta está en la respuesta a la pregunta anterior. Como Comisión, nos propusimos emprender un proceso de consulta en la Congregación que involucraría a todos los cohermanos y colaboradores laicos, así como a quienes tienen la tarea de liderar. Queríamos hacernos una idea de lo que los cohermanos y colaboradores están viviendo en este momento en el que están emprendiendo la misión de la Congregación. El proceso de consulta, esperábamos, nos permitiría trabajar por un Capítulo que respondiera a las “preguntas ansiosas” que muchos de nosotros tenemos en este momento. Creo que hemos logrado esto.

Si bien reconocemos las debilidades en la fase preparatoria, creemos que hemos llevado a cabo un proceso de consulta que ha involucrado mejor a los cohermanos y los laicos, teniendo en cuenta los límites que hemos tenido que enfrentar.

Hemos usado una frase en el Documento de Trabajo que quizás pueda describir este Capítulo: es el Capítulo más significativo para nosotros desde el Concilio Vaticano II. Esta afirmación ha sido cuestionada. Lo acepto. ¡Pero sigo pensando que es cierto! Ya en 2015 el Papa Francisco afirmó que “no estamos en una era de cambio, sino en un cambio de era”. ¡Esas palabras son más significativas hoy que entonces! Los desafíos que enfrentamos son grandes. ¿Podemos responder? ¡Depende de nosotros! ¡Está en nuestras manos!

Padre Brendan, muchas gracias por sus comentarios.

        Desde aquí puedes IR A..:

      26º Capitulo General      Europa Sur          Ideograma/Enlaces    Noticias    CESPLAM     FUNDERETICA    Laicos Redentoristas  

       AA. y Congregación       Pedro López y CSsR           Entrevistamos                                                                                            Volver

Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página
© Asociación A.Alumnos Redentoristas de Granada LMCastilla

E-mail