ASOCIACIÓN ANTIGUOS ALUMNOS REDENTORISTAS Y CORO SAN ALFONSO
          ASOCIACIÓN    ANTIGUOS   ALUMNOS   REDENTORISTAS  Y  CORO   SAN   ALFONSO   

Diccionario granaino

Diccionario granaino

 

Recopilación de definiciones de palabras propiamente granaínas, No es el diccionario andaluz es el granaino.

 

Si conoces alguna que no esté en esta lista, envíanosla y la añadimos, utiliza  el correo de información de ésta misma sección..

 

Está publicado en Granada en  RED

A contar frailes: grado superlativo de la expresión (véase) «a hacer un mandaíllo» 
Allabajos: parte de Granada que los vecinos del Albaicín miran desde las alturas, o sea lo que en la actualidad es el centro. «Mi madre me arreglaba y nos íbamos allabajos». 

Amoto: moto en granaino. Ejemplo: «joé con la mierda amoto der chavea»
Anca: adverbio de lugar equivalente a «a casa de». P.ej.: «Acércate anca Paco y dile que venga».
Apollardao : sinónimo de agilipollao. Estar atontao.
Arsina: Sustantivo, en camino de la desaparición, usado para designar a un vehículo rodado grande para transportar muchas personas (autobús interurbano). Su origen proviene del nonmbre de la empresa de autobuses Alsina-Graells Sur S.A. actualmente propiedad de ALSA. Ejemplo: «Po mucho que ha corrio se le ha ehcapao la arsina de las 4» 
Arrempuja: sombrero de paja de ala ancha para faenas agícolas 
Aviar: cocinar. 

Bahil: recogedor de hierro 

Bancal: cada una de las fincas escalonadas o terrazas en que queda dividido el terreno de cultivo en las zonas de montaña.
Bancalá: variante granaína del andaluz «vejetá». Envejecimiento relativamente rápido de una persona. Por ejemplo se usa: «Fulanico de Copas ha dado una mala bancalá», para expresar que tiene un aspecto más envejecido de lo que debería, o a que probablemente ha enfermado. 
Balate: muro de piedra que asegura el desnivel entre dos bancales. Como antiguamente era en estos bancales donde se cultivaban frutales y otros productos agrícolas susceptibles de ser hurtados, a las personas de dudosa reputación se les llamaba «saltabalates».
Bilordo: adjetivo calificativo utilizado en la comarca de Los Montes para nombrar a personas que actúan de forma tonta o inocente normalmente perjudicando al que lo nombra. Usualmente se utiliza con la expresión «cha» (abreviación de «cucha»): ¡Cha qué bilordo! 
Bocaná: tontería.
Buhero: incisión o hendidura que se produce en algunas superficies, también llamado hoyo.
Bulanico: algondoncillo volante fácilmente identificable cuando respiras hondo y tapona la fosas nasales o se introduce en la nasofaringe u orofaringe… produciendo una sensación de agobio o agobiera , también conocida con la expresión granaina de «la vin compae qu’agobio m’a dao con la polla’l bulanico»
Fácilmente respirable e inhalable en la zona de la Vega, Santa Fe y Fuente Vaqueros, y elemento indispensable que alerta de la llegada de la primavera , a los que hemos estudiado en colegio Mulhacen…
Si has estado en Graná en semana Santa, te has comido seguramente alguno de ellos… 

Calamonazo: golpe en la cabeza
Cancanear: aunque el Diccionario de la RAE define este verbo de uso «coloquial en Andalucía», como: errar, vagar o pasear sin objeto determinado, otras veces tiene el sentido de perder el tiempo, empezar a hacer muchas cosas sin resolver ninguna pero, en realidad, cancanear viene de cáncana, que es un nombre popular de la araña y, por tanto, quiere decir estar haciendo lo mismo que una araña colgada de su hilo, es decir, ná. 
Cauchil: dícese de una boca de riego.
Chavea: niño.
Chavico: base del sistema monetario granaíno. Su nombre proviene del ochavo, antigua moneda española de cobre con peso de un octavo de onza, aunque después pasó a llamarse así a la perra gorda y ahora a cualquier moneda de poco valor, de esas que uno a veces ni se agacha a recogerlas si se caen. 
Chispilla: Unidad de medida universal similar a la mihilla, aunque generalmente su valor es menor que el de ésta.
Chispitilla: Unidad de medida fraccionaria de chispilla. Su valor depende en cada caso de las circunstancias, aunque normalmente es bastante pequeño.
Chuchurrío: dícese de un objeto deteriorado y que ha perdido su cosistencia y buen aspecto. 
Chumío: véase «Chuchurrío» 
Chupacharcos: desatascador.
Cipollo: dícese de la persona que dice y hace tonterías sin gracia alguna y usualmente suele molestar. 
Ciribulle: persona que irrita a los demás con su hiperactividad; culillo de mal asiento 
Collejo: bonico o mu bonico y resultón.
Conti coneso: conjunción disyuntiva que se coloca antes de enunciar una frase de advertencia, precaución o consejo: «No llueve, conti coneso llévate el paraguas».
Cuando puedas: «ahora» dicho con malafollá granaína. P. ej.: (dirigiéndose al camarero) «Ponme dos cañas cuando puedas»
Cuchi: sinonimo granadino de caramba. Ejemplo: «cuchi er tio»
Curcusilla: parte baja de la columna o coxis

 

Darro: Alcantarillado, desagüe. Además del nombre del río, se usaba para indicar donde tirar o arrojar las aguas sucias. El origen de ese uso puede venir de cuando se arrojaban las aguas sucias al río. Por ejemplo: «Tira el agua sucia de la fregona al darro». 
Despecheretao: con el pecho al descubierto, con mucho escote 

Eh capah: se dice de alguien cuando esta en paraje de hacer algo porque tiene condiciones y conocimientos para ello.
Ehnoclao: situación en la que se queda el que se da un fuerte viaje en la parte posterior de la cabeza.
Empercudío: tejido que ha perdido el color y textura de nuevo y queda grisáceo por mucho que se lave. 
En paraje de: estar en condiciones de. Por ejemplo «El domingo por la mañana no estoy yo en paraje de despejar ecuaciones de quinto grado».
Encartar: palabra muy usada en el granaíno que se emplea para indicar si algo viene bien o no.
Engañifa: acompañamiento de las migas. 
Engurruñío: tacaño.
Enjaretao: montado, acabado. Sin embargo, lo normal es usar este adjetivo precedido de «medio», lo que significa una situación intermedia en el arreglo o construcción de alguna cosa o estancia. Por ejemplo, unos amigos están preparando una fiestas y ya tienen listo el local pero les faltan por poner los adornos y conectar la corriente y el grifo de cerveza y quitar todas los embalajes que han quedado por medio. Entonces otro amigo pregunta que si ya está listo el local y la contestación, inevitablemente será «Pos ya mismo porque aquello ya está medio enjaretao».
Ennortao: abstraido, distraido.
Entalabartao: empantanao, todo a medio hacer. Por ejemplo, el albañil que se va tranquilamente a desayunar después de descargar una furgoneta llena de herramientas le dice al camarero: «Cortao y media de tomate… ¡y date bulla que m’e dejao to aquello entalabartao».
Escachifollao: ue no funciona, se ha roto, estropeado o desecho, cualquier hecho, acto o cosa 
Escurcuñar: rebuscar cosas por los cajones o los armarios, sin saber lo que se busca. Deriv: escurcuñaor, persona que rebusca demasiado. 
Esfaratao: roto, descompuesto. Ejemplo: el trato s’a esfaratao. Etim: del español, desbaratado.
Esfarriar/esfarriao: desparramar (p.ej.: «Amos a esfarriar billetes»). En un intersante giro semántico, el participio viene a indicar avería o destrozo (p.ej.: «No’s qu’estuviera mu’collejo, pero’ncima tó el viento l’a’sfarriao’r’tenderete de los cohones»)
Espeluzná: despeinado/a
Espercojao, espercojaíco, espercojaíca: muy limpio, como los chorros del oro, limpieza 
Espizcar: hacer trozos pequeños (una pizca), desarmar o desmenuzar una cosa  
Esplotío: explosión. Ejemplo: «aquello pegó un esplotio de la vihen

Farfollas: persona presuntuosa, enterá o que habla sin base – “a ese no le hagas caso, que es un farfollas” 
Fatiga: vergüenza.
Felpa: diadema
¡Foh!: interjección de apatía y sentimiento negativo típicamente granadina.
Follaero: lio, barullo; «Llegaron los der Saidín y se formó un follaero del copón». 
Follaza: bebida elaborada con moscatel y casera blanca 
Folletá: actividad o pensamiento estúpido, tonto (sinónimo por tanto de shuminá y bocaná) – y su variante más bucólica, claro, “folletás campestres” 
Frangollero: chapuzas; persona incapaz de terminar un trabajo en condiciones 
Furullo: porción alargada de excremento (humano o canino principalmente). Úsase en refinada sustitución del ordinario vocablo «mierda». P.ej.: «¡Y un furullo pa tí!».

Galipo: escupitajo 
Galvana: atontamiento producido por la flojera; dícese del estado en que despierta uno de una siesta de dos horas y media en agosto.
Gapo:
 galipo
Gilón: adjetivo que viene a indicar torpeza y/o falta de inteligencia, siendo en ocasiones equiparable a «apollardao». Por ejemplo en «este niño es que es un poco gilón»
Gobernar: arreglar. Uno de sus usos más propios es el que hacen los hombres refiriéndose al acto de acomodar los genitales entre sus ropas: «mestaba gobernando er mandao».
Goleor/a: persona entrometida, cotilla o excesivamente curiosa – dicho también “goleó” en masculino. Véase «ir de golía». (Gracias, Fran)
Guarnío: agotado. «Htoy guarnío, to’r’día’n la obra. (Gracias Emilio).
Guarrazo: pellejazo, caída. «M’he caío jugando al húrgos y m’he da’un guarrazo del copón»

 

Hacer un mandaíllo: expresión usada cuando no se quieren dar muchas explicaciones de dónde se va o qué se va a hacer.
Hacerse er longui: aplíquese a quien le dices algo y no te hace ni puto caso.
Hiñaero: servicio o cuarto de baño

 

Ioputa: hijo de puta en sentido cariñoso.
Ir de golía: dícese de la acción de meter la nariz en asuntos que no son de la incumbencia de uno.
Irsus: insta a una o varias personas a marcharse del lugar en que se encuentran

Notegoniuna

Lache: vergüenza ajena. U.t.c.s siempre con los verbos «meter» o «dar». para vergüenza propia, véase «reconcomia». «Lavín que lache metes con esos pantalones rabicortos, que paece que vas a coger pepinos.» 
Laillazo: a) estar cansado hasta la extenuación: «Tengo un laillazo que me duelen las pestañas» b) siendo hombre, actuar con modales grotescamente femeninos: «Cuchi el laillazo que tiene ese». 
La vin compae: locución usada para expresar sorpresa o queja con respecto a cualquier situación o acontecimiento. E.j: «Lavín compae que calóh». Frase original en español: «la virgen compadre». 
Lerehleh: testículos.
Lominmitico: tan parecido que es igual.

Malafollá: dícese de una cualidad inmaterial e inherente a todo granaíno. Viene a ser como una mezcla de sarcasmo y simpatía.
Mala fondinga: término semejante a mala follá pero en negativo.
Mancaje: azada.
Manía: rancia. Por ejemplo «estas pipas están manías».
Marhal o mahal: medida de superficie agrícola equivalente aproximadamente a un cuadrado de 25×25 metros (y no a la medida del Patio de los Leones como cuenta la leyenda urbana) que se usaba en el antiguo Reino Nazarí y que perviven en zonas de Granada, Almería y Málaga.
Maruño: asalvajado, arisco. Ej.: Un gato marruño. 
Más pallaílla: es un adverbio de lugar que indica proximidad siguiendo la misma dirección. Sinónimo: «Una mihilla más pallá».
Maúro: bobo, atontado. Etim: proviene del español «maduro», en su variante agrícola-churrianera, en su sentido de algo que ya está tierno y falto de consistencia.
Meque: puñetazo en la cara. Útcs. generalmente en plural: «…y le metió un par de meques que…». Tambien se puede usar en singular en su forma «meco».
Mihilla: unidad de medida universal. Aplíquese a multitud de magnitudes, tales como tiempo, peso, espacio, capacidad, etc. Es la unidad básica del sistema métrico granaíno.
Misto: cerilla (gracias a José Ramón)
Mititilla: unidad de medida fraccionaria de mihilla. Su valor depende en cada caso de las circunstancias, aunque normalmente es bastante pequeño

 

 

Nacapacá: típica construcción granaína que se emplea para indicar a alguien que se acerque inmediatamente.
Noniná: doble negación para afirmar .

Panzá: véase pechá.
Pápeh: patatas o papas en la variante motrileña del granaíno, esta variante tiene un sinfin de terminos similares, ejemplos mas comunes: pehetes (pesetas), beh (bar) lechugueh (lechugas) etc etc…
Parraque: sofocón terrible. Por ejemplo, la hija comenta «No vea’r parraque que dio a mi mare cuando le dihe qu’estaba preñá».
Parpullero: ser pelotero 
Pechá: indica una gran cantidad de lo que sea (generalmente no bueno). «Me he dao una pechá trabajar que no es normah».
Perdices: patatas asadas sin ningún relleno que se vendían en las calles. 
Pipote o pipo: botijo de loza para mantener fresca el agua potable 
Polígamo: zona norte de la periferia granadina, que el granadino usa en su vocablo para describir zonas de peligro o de alta delincuencia. De aqui tambien derivan los terminos poligameros o poligameras, grado superlativos del chavea y la yoli.
Pollardear: hacer tonterías a cosica hecha. (Gracias, Ramón).
Pollúo: que algo está realmente bien o un alimento está especialmente rico. 
Porcino: chichón. «El Lucas l’arreao una pedrá ar Javi y l’a salío un cacho porcino que lo flipas». (Gracias, Adri).
Portañuela: Dicese de la parte de los pantalones donde está la cremallera o botones
Poyo: dícese de la construcción que servía de espacio utilitario en la cocina, hoy reeemplzado por la encimera. P.ej.: «Niña trahte la roílla que le pase una mihilla al poyo’la cocina». Otra acepción es alféizar o «poyo de la ventana».
Poyete: hito de piedra o de obra que tiene la altura y la anchura justa para sentarse a descansar o a tomar el fresco

Raca: miedo o mal de ojo, siempre usado con el verbo «meter», p.ej., «Te ví’a meter la raca» o «¡No metas la raca, joeh!» 
Raío: persona desagradable, bien por lo engurruñío que es, bien por la mala fondinga que gasta o las dos cosas a la vez. 
Rarra (ver controversia)insistencia cansina, actitud machacona que no para hasta conseguir algo. «Ohú la rarra que le dio al consejá pa que le dejara poner una barra en las cruces…» 
Recollejo: Persona excesivamente clásica. Persona que parece mayor de lo que es, por «resabiondo».
Reconcomia: mala conciencia del granadino. Ejemplo » eso está tan mal que me da reconcomia dárselo»
Regomello: sensación de preocupación por alguna persona o situación: «Que regomello me da no haber trabajao, tú…»
Retotoyúa: mujer arreglada con exceso, normalmente refiriéndose al peinado.
Repeluhno: escalofrío que entra cuando se siente de repente frío o miedo.
Repullo: susto, sobresalto.
Resculizo: que resbala; si es una pendiente de tierra apta para jugar a resbalarse es un «resculior» 
Retestinao: persona retorcida, que le busca el doble sentido a todo o todo lo hace o dice con doble intención. 
Revenío: alimento que por efecto del calor o de la humedad tras un tiempo de almacenamiento se ha puesto manío. 
Riles: redaños, valor, cojones. Se suele usar como reto: «¡No hay riles!» 
Roílla: trapo viejo para limpiar el poyo de la cocina.
Rosetas: palomitas de maíz 

Saborío: persona que cae antipática de puro rancia(Gracias, Vanesa)
Saquito: jersey. (Gracias, Ramón)
Shuminá: véase Bocaná.
Shuminoer shosho.
Sieso: saborío. Véase Somormujo (Gracias, Irene)
Somormujo/a: persona sin gracia y con empatía negativa. También persona que hace las cosas por lo bajini, que no se le ve venir.
Suh: pronombre personal de segunda persona del plural. Ejemplo: «Suh ireis ya de una vez?

Tah aviao: sinónimo de «la llevas clara».
Tarascá: arañazo
Tenguerengue: equilibrio difícil o ajuste defectuoso. Después de arreglar una torre de alta tensión con esparadrapo y alambre, un electricista granaíno le explica a su jefe: «Lo he dejao en tenguerengue pero puede aguantar mientras llegan las piezas».
Ternico: dicho de un alimento, sumamente tierno; dicho de una persona, ingenuo e inofensivo. 
Tinmayao: tengo hambre.
Trapajazo: jarmazo.
Tomiza: Cuerda fina de esparto, que se usaba para todo tipo de tareas domésticas y agrícolas como, por ejemplo, colgar las matas de tabaco fresco en los secaderos. 
Toto: sinónimo de moño

Veros: sinónimo de irsus.

Según nos cuenta el usuario Tranviarojo, «vística» se usa mucho también en Mengíbar (no sabe si en Jaén en general); siempre había pensado que es apócope de «virgencica», pero parece que hay gente que lo atribuye a un apócope de «la Virgen de Tíscar»

Vística: interjección de etimología indescifrable que va precedida del artículo «la». Si niño va corriendo a toda velocidad y pega un trapajazo impresionante, el espectador que ve cómo le sangran las rodillas es posible que exclame «La vística, niño, si fueras io más despacico, no te vieras esollao» (Caramba, niño, si hubieras ido más despacio no te hubieras desollado).

Volaera: 1.- Molinillo de viento hecho con papel o, en la actualidad, con plásticos ligeros 2.- Atracción de feria, hoy prohibida por motivos de seguridad, parecida a un tiovivo en la que los asientos de los usuarios iban suspendidos de una cadena a una altura respetable 3.- Ideas absurdas que se meten en la cabeza de algunas personas 

 

Yoli: niñata de la prefireria granadina que se distingue por llevar siempre un móvil en la mano y su tono de dialogo, que podria rayar en la contaminacion acustica por su volumen y por su contenido ya que la Yoli tambien se caracteriza por incluir en cada frase necesariamente el término «pollas».

ENVIAR APORTACIONES   a Lumeca  y la añadiremos al diccionario                                                                                                                                                                                         UTILIZA :

Su mensaje del formulario se ha enviado correctamente.

Ha introducido los siguientes datos:

DICCIONARIO GRANAINO MI APORTACIÓN

Por favor, corrija los datos introducidos en los campos siguientes:
Al enviar el formulario se ha producido un error. Inténtelo de nuevo más tarde.

Atención: Los espacios marcados con * son obligatorios.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Asociación A.Alumnos Redentoristas de Granada LMCastilla

E-mail